Prostitutas portugesas no hay otra alternativa para las mujeres que la de ser amas de casa o prostit

Una vez, le fui a comprar chocolate y le gasté sin querer la plata, porque ella tenía deseos, parecía que estaba embarazada. Le fui a comprar chocolates y ella me dijo que si yo iba a cojer ahora con mi padrastro para que me dé de comer. No, mi padrastro nunca se quiso abusar conmigo. Si me quiso pegar estando embarazada. En los castigos corporales hacia los hijos participan tanto las madres como los padres o padrastros. Pero la violencia sexual sobre los hijos sólo la ejercen los padres o padrastros sobre las hijas; si bien conocemos que hay situaciones de violencia sexual de padres a hijos varones, no las detectamos en nuestra investigación.

Un varón relata una experiencia incestuosa, como escenas de seducción, sin connotaciones coercitivas. Una cuestión por dilucidar es la posición que adopta la madre ante la relación sexual padre-hija incesto o padrastro-hija. Serían casos de madres que, como estrategia familiar implícita, privilegian las relaciones de alianza tratando de retener a sus compañeros, por sobre las relaciones de consanguinidad, postura que funciona como catalizador de la disgregación del grupo familiar.

Pero es el padre quien lo manda, el padre lo manda. La familia constituida por mujeres adultas prostituidas. Miriam tiene 29 años, proviene de Buenos Aires y desde un año a esta parte vive en Resistencia. Tiene cinco hijos, los cuatro mayores viven con su abuela en Buenos Aires, la hija menor vino con la madre. Ella es el sostén de sus hijos y de un hermano menor que quedó a su cargo a la muerte de su madre. Las similitudes se encuentran en el ejercicio de la función materna, hay un énfasis en el cuidado físico y moral de los hijos.

Los cuidados físicos consisten en brindarles alimentación y albergue, pero también preservar su salud. Y si, porque de empleada doméstica no quiero trabajar, realmente no quiero trabajar. Directamente me arriesgo a esto. Ella no sabe que yo hago esto ni nada porque esta en Buenos Aires. Pero pienso que si supiera, ahí yo le explicaría todo, los riesgos que hay, todo. Ellos saben, por ahí hasta ellos mismos me dicen, mama quedate, no trabajes.

Tenemos para comer o tenemos lo que nos hace falta, y bueno, quedate. Lo que aparece en forma recurrente es la organización familiar matrifocal. Pero esa transgresión no se produce por mutuo consentimiento sino por el ejercicio del poder en una relación de desigualdad. En estos grupos se ha perdido la relación de vecindad y, por lo tanto, de cotidianeidad, con la familia ampliada.

Tampoco se consolidan nuevas relaciones de solidaridad con motivo de los traslados continuos de una ciudad a otra o de un barrio a otro. Estas características hacen de estos grupos familias vulnerables, ya sea en sus relaciones internas, donde hay miembros objeto de violencia; como en sus relaciones externas que no llegan a constituir una red de apoyo; o en ambas.

Varón y mujer son los dos sexos culturalmente reconocidos a los que se adjudica valores y roles diferenciados; mientras el varón es activo e independiente, la mujer es pasiva y dependiente del varón. Esto vale también para las relaciones sexuales entre varones, donde el prostituido adopta una posición femenina.

Los noviazgos también suelen ser relaciones violentas, o de escaso componente afectivo. Su evocación no es emotiva. Hay relaciones de fuerte vínculo amoroso que quedan truncadas como consecuencia del estigma del niño o adolescente prostituido. En la pieza que estamos nosotros pasa de todo. El proxenetismo es una figura delictiva que designa la acción de explotar económicamente la actividad sexual de otro sujeto.

Por ahora no, pero trabaja, si.. Los servicios son diferenciados y a cada uno les corresponde una tarifa que se pacta previamente. En la percepción de las personas prostituidas los clientes presentan rasgos comunes con sus novios o padres, dadas por la situación particular en que se desarrolla la relación, así es que encontramos referencias a:. Aunque anacrónica es frecuente que la relación cliente-prostituida constituya la primera relación sexual para un joven, generalmente por iniciativa de su padre.

Esta situación provoca actitudes diferentes en las prostituidas de acuerdo a su edad. Relatan la situación anacrónica del adolescente que tiene su primera relación sexual con una prostituta, adolescente o madura. Suele suceder con el consentimiento o iniciativa del padre del iniciado.

Pero la mayoría de los padres mismos. Esta actitud del cliente se vive como una relación intersubjetiva de buen trato. Si, yo siempre me pregunté porque ellos me dicen eso si salen conmigo. Pareciera que cuanto mayor es la indefensión de la persona prostituida, dada principalmente por la edad, la violencia se exacerba. Así el novio puede ser como el cliente, pero también el cliente puede ser como el padre, el hijo o el novio. Sin embargo lo que predomina son las relaciones prostituyentes, donde la pareja amorosa es valorizada en función de sus recursos, o es beneficiario del producto de la prostitución; y donde la persona prostituida mantiene el estigma.

En Dinamarca, las prostitutas pagan impuestos pero no tienen paro ni Seguridad Social. Suecia fue pionero, en , en aprobar una ley contra la compra de servicios sexuales. Esta normativa prohíbe pagar por el sexo y penaliza al cliente con multas de prisión y económicas.

Es un modelo actualmente en expansión. Sin embargo, algunas ordenanzas municipales la prohíben y multan tanto a los clientes como a las mujeres. En Hungría la prostitución es ilegal. Ampliar foto Una prostituta en Promenade des Anglais Niza , en Eric Gaillard Reuters María R. Madrid 21 ABR - Prostitutas con licencia; clientes clandestinos Suecia: Reducir la prostitución La revolución de las prostitutas nicaragüenses Colau quiere dejar de multar a las prostitutas.

Este sistema capitalista ni siquiera les ofrece la oportunidad de vender su fuerza de trabajo para que las explote un empresario, produciendo mercancías que les son enajenadas porque, a pesar de ser producto de su trabajo, no les pertenecen. Estos niños y niñas sometidos a esta esclavitud, no entienden por qué en lugar del juego y el disfrute de su inocencia tienen que ser explotados y usados por un adulto.

El capitalismo y sus Estados son incapaces de erradicar esta forma de violencia contra las mujeres, las y los niños, los gays, las lesbianas y los transvestistas, porque les son funcionales a su sistema de explotación.

Los plumíferos a sueldo de la burguesía repiten, para comenzar, sus tratados sobre el tema: Editores Mexicanos Unidos, p. Comienza a considerarse la infidelidad de la mujer como un grave crimen, mientras que en el hombre es visto como un comportamiento honroso. En primer lugar porque el surgimiento de la prostitución aparece a la par de la necesidad del hombre por establecer el derecho de herencia de su propiedad privada a sus propios hijos y no a los de otros y, por tanto, necesita de la fidelidad absoluta de la mujer para garantizarlo.

Pero él se reserva su libertad sexual completa a través de la poligamia y la prostitución. En otro sentido, podríamos interpretar que la mujer que se ve obligada a prostituirse para poder sobrevivir, lo hace por necesidad; el hombre que paga por ello, para simple satisfacción de su deseo sexual, convierte de esta manera a la mujer en mero objeto, en una mercancía con valor de uso. Por otro lado, ha creado verdaderas industrias del sexo, convirtiendo una necesidad humana en mercancía, profundizando la visión de la mujer como objeto sexual, como fuente de ganancia.

Carlos Marx, en sus escritos sobre la alienación del trabajo mostraba ya la esencia del capitalismo de una forma tan magistral que no pierde su vigencia. Es el tiempo en que incluso las cosas que hasta entonces se transmitían pero nunca se intercambiaban; se donaban pero nunca se vendían; se adquirían pero nunca se compraban: Coinciden también en que la mayoría de las personas reclutadas de manera forzosa son mujeres y que entre ellas un alto porcentaje son menores de edad, y la finalidad del sometimiento es la explotación sexual.

La gran mayoría proviene de países pobres de Asia, América Latina y el Caribe, y su destino son los países ricos de Europa, Japón y el Oriente. El 1 de junio de , la Organización Internacional del Trabajo [OIT] publicó su segundo estudio mundial sobre trabajo forzoso; este informe calcula que la esclavitud moderna alrededor del mundo cobra unos 20,9 millones de víctimas.

Este resultado reconoce que la trata de personas se define por explotación, no por movimiento. La Relatoría Especial de la ONU, sobre la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía, en su informe de plantea lo siguiente: Los datos muestran un aumento significativo entre los dos periodos referidos.

Como si fuera poco, en el Informe también se señala una modalidad escalofriante: Personas procedentes de países de altos ingresos viajan a zonas pobres en que hay personas dispuestas a vender sus órganos para poder sobrevivir. Es decir, una vez restaurado el capitalismo.

Me he detenido en los informes de los organismos oficiales y las cifras que ellos mismos reconocen, para mostrar que no estamos exagerando cuando denunciamos esta cruda realidad.

La prostitución confirma, diariamente y a cada instante, que la mujer es convertida en una mercancía que puede ser consumida por los hombres para satisfacer sus apetitos sexuales. No importa su edad.

Si me quiso pegar estando embarazada. En los castigos corporales hacia los hijos participan tanto las madres como los padres o padrastros. Pero la violencia sexual sobre los hijos sólo la ejercen los padres o padrastros sobre las hijas; si bien conocemos que hay situaciones de violencia sexual de padres a hijos varones, no las detectamos en nuestra investigación. Un varón relata una experiencia incestuosa, como escenas de seducción, sin connotaciones coercitivas. Una cuestión por dilucidar es la posición que adopta la madre ante la relación sexual padre-hija incesto o padrastro-hija.

Serían casos de madres que, como estrategia familiar implícita, privilegian las relaciones de alianza tratando de retener a sus compañeros, por sobre las relaciones de consanguinidad, postura que funciona como catalizador de la disgregación del grupo familiar. Pero es el padre quien lo manda, el padre lo manda. La familia constituida por mujeres adultas prostituidas.

Miriam tiene 29 años, proviene de Buenos Aires y desde un año a esta parte vive en Resistencia. Tiene cinco hijos, los cuatro mayores viven con su abuela en Buenos Aires, la hija menor vino con la madre. Ella es el sostén de sus hijos y de un hermano menor que quedó a su cargo a la muerte de su madre.

Las similitudes se encuentran en el ejercicio de la función materna, hay un énfasis en el cuidado físico y moral de los hijos. Los cuidados físicos consisten en brindarles alimentación y albergue, pero también preservar su salud. Y si, porque de empleada doméstica no quiero trabajar, realmente no quiero trabajar. Directamente me arriesgo a esto. Ella no sabe que yo hago esto ni nada porque esta en Buenos Aires. Pero pienso que si supiera, ahí yo le explicaría todo, los riesgos que hay, todo.

Ellos saben, por ahí hasta ellos mismos me dicen, mama quedate, no trabajes. Tenemos para comer o tenemos lo que nos hace falta, y bueno, quedate. Lo que aparece en forma recurrente es la organización familiar matrifocal. Pero esa transgresión no se produce por mutuo consentimiento sino por el ejercicio del poder en una relación de desigualdad. En estos grupos se ha perdido la relación de vecindad y, por lo tanto, de cotidianeidad, con la familia ampliada.

Tampoco se consolidan nuevas relaciones de solidaridad con motivo de los traslados continuos de una ciudad a otra o de un barrio a otro. Estas características hacen de estos grupos familias vulnerables, ya sea en sus relaciones internas, donde hay miembros objeto de violencia; como en sus relaciones externas que no llegan a constituir una red de apoyo; o en ambas.

Varón y mujer son los dos sexos culturalmente reconocidos a los que se adjudica valores y roles diferenciados; mientras el varón es activo e independiente, la mujer es pasiva y dependiente del varón. Esto vale también para las relaciones sexuales entre varones, donde el prostituido adopta una posición femenina. Los noviazgos también suelen ser relaciones violentas, o de escaso componente afectivo.

Su evocación no es emotiva. Hay relaciones de fuerte vínculo amoroso que quedan truncadas como consecuencia del estigma del niño o adolescente prostituido. En la pieza que estamos nosotros pasa de todo. El proxenetismo es una figura delictiva que designa la acción de explotar económicamente la actividad sexual de otro sujeto.

Por ahora no, pero trabaja, si.. Los servicios son diferenciados y a cada uno les corresponde una tarifa que se pacta previamente. En la percepción de las personas prostituidas los clientes presentan rasgos comunes con sus novios o padres, dadas por la situación particular en que se desarrolla la relación, así es que encontramos referencias a:.

Aunque anacrónica es frecuente que la relación cliente-prostituida constituya la primera relación sexual para un joven, generalmente por iniciativa de su padre. Esta situación provoca actitudes diferentes en las prostituidas de acuerdo a su edad.

Relatan la situación anacrónica del adolescente que tiene su primera relación sexual con una prostituta, adolescente o madura. Suele suceder con el consentimiento o iniciativa del padre del iniciado. Pero la mayoría de los padres mismos. Esta actitud del cliente se vive como una relación intersubjetiva de buen trato. Si, yo siempre me pregunté porque ellos me dicen eso si salen conmigo. Pareciera que cuanto mayor es la indefensión de la persona prostituida, dada principalmente por la edad, la violencia se exacerba.

Así el novio puede ser como el cliente, pero también el cliente puede ser como el padre, el hijo o el novio. Sin embargo lo que predomina son las relaciones prostituyentes, donde la pareja amorosa es valorizada en función de sus recursos, o es beneficiario del producto de la prostitución; y donde la persona prostituida mantiene el estigma.

Los dos arquetipos vigentes en nuestra cultura en torno a la mujer son la madre y la puta. Arquetipos antagónicos ante la conciencia del varón quien orienta su deseo hacia uno y otro.

Esta contradicción se relativiza en la subjetividad de la mujer prostituida para quien, en la mayoría de los casos, la maternidad constituye el rol que la reivindica socialmente, en especial en la sociedad argentina donde la figura de la madre se reviste de un valor superior.

Este es también el argumento fundamental de aquellos que se oponen a la nueva ley francesa. Esta tampoco ha convencido a organizaciones sociales como Médicos del Mundo, que reclama que el abolicionismo lleva a las prostitutas a la clandestinidad y las deja a merced del cliente o de las mafias, y sostiene que la red prevista para ayudar a las mujeres a salir de la prostitución es demasiado precaria.

A la luz de las estadísticas, la detective Wahlberg tiene razón: Actualmente son menos de diez. Sin embargo, los burdeles y las aceras se encienden ahora en Internet. La ley obliga a los propietarios de los burdeles a pagar impuestos y la Seguridad Social de las prostitutas. Éstas, que deben tener una licencia municipal, tienen derecho a Seguridad Social y a cobrar el paro. La misma situación que en Alemania. En Dinamarca, las prostitutas pagan impuestos pero no tienen paro ni Seguridad Social.

Suecia fue pionero, en , en aprobar una ley contra la compra de servicios sexuales. Esta normativa prohíbe pagar por el sexo y penaliza al cliente con multas de prisión y económicas. Generalmente suele ser una mujer joven y bella, de proporciones exuberantes que bien aparece desnuda o escasamente vestida, o vestida de manera muy sugestiva.

El efecto deseado es el de llamar la atención del sexo masculino, como reclamo erótico. La otra cara es la mujer símbolo ama de casa. En los comerciales aparece una mujer ataviada con su delantal, promocionando un producto de aseo o de cocina, o de comida para niños.

Todos roles asociados con su papel de esclava del hogar, de señora de la casa, de madre. En este espacio ella es la que decide, y el hombre aparece con un papel secundario. Y estas mismas ideas se repiten de manera infinita en las novelas, en las revistas, en las noticias, en el cine, en las canciones, en la educación.

Es la reproducción de las ideas dominantes impuestas por la clase dominante por la fuerza de la costumbre. El prohibicionista, basado en la represión penal por parte del Estado, donde el cliente es la víctima y se pretende salvaguardar la moral; el reglamentarista, que al no poder combatir la prostitución busca regularla; el abolicionista, que toma medidas penales contra los proxenetas y clientes, y el enfoque laboral o legalista, en el que la prostitución es valorada como un trabajo.

Valga la aclaración, son políticas burguesas. Estamos porque las mujeres dedicadas a la prostitución tengan, por parte del Estado, capacitación para el trabajo, y que su empleo sea garantizado también por el Estado.

Si para tal fin se organizan, estaremos dispuestas a apoyarlas. De la misma manera que las defenderemos de cualquier tipo de represión y maltrato. Pero, a partir de aquí, estamos absolutamente en contra de la legalización de la prostitución o de cualquier otra política burguesa para reglamentarla. Defendemos el fin de la prostitución y de todas las formas de mercantilización del cuerpo de la mujer. No solo gran parte de las ONGs sino incluso organizaciones políticas que se reclaman de izquierda defienden esta postura de la legalización con argumentos como, por ejemplo, que hay mujeres que se prostituyen por elección libre y con plena conciencia de su libertad sexual.

Pero eso nada tiene que ver con la masiva prostitución que existe en la sociedad. Una prueba irrefutable la tenemos en Cuba: El problema es que las mujeres que son obligadas a prostituirse, no venden solo su fuerza de trabajo, venden sus cuerpos, su dignidad.

Y nosotros estamos totalmente en contra de legalizar y reglamentar la esclavitud, que solo beneficia a los esclavistas. Su consecuencia fiscal fue el pago de impuestos, engordando las arcas del Estado.

Resultó peor el remedio que la enfermedad. La prostitución es ahora considerada como un aspecto de la violencia masculina contra las mujeres, niñas y niños. Es reconocida como una forma de explotación de las mujeres, y como un problema social significativo.

Reader Comments

Write a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *